Inscríbase para recibir nuestro newsletter mensual

Enviar
(* Campos obligatorios.)
images/banners/btn_catalogo_es_hover.jpgimages/banners/banner_representadas-esmouseover.jpg
Seleccione la música que desea escuchar mientras visita nuestro sitio

Notice: Undefined index: HTTP_REFERER in /home/bedit13/public_html/sections/obras/ver-obra.php on line 18

Sinfonía No. 6, opus 54 (1939)
– En Si menor – Para orquesta completa

Duración: 30 minutos

Orquestación: 3.3.4.3 - 4.3.3.1 - Timbal – 3 Percusiones – Arpa – Celesta – Cuerdas.

Tipo de Obra: Orquesta

Pedir Obra

Editor original: Herederos de Shostakovich.


Esta obra es representada por Barry Editorial en forma exclusiva para Centro y Sud América, con excepción México y los países miembros del Commonwealth.

 


Ver el listado de obras de Dmitri Shostakovich representadas por Barry Editorial (PDF) en forma exclusiva.

Por otras obras del mismo compositor, puede consultar el catálogo de nuestras Representadas.

 

Comentario:

 

La Sinfonía n° 6 en Si menor, opus 54 de Shostakovich fue estrenada el 5 de noviembre de 1939 por la Orquesta Filarmónica de Leningrado, bajo la dirección de Yevgeny Mravisky. El compositor gozaba en ese momento de un período de tranquilidad política; había asumido, además, el puesto de Profesor de Composición en el Conservatorio de Leningrado y trabajaba activamente en la creación de música para cine.

 

El noviembre de 1938 Shostakovich anuncia en un artículo de la Literaturmaya Gazeta su proyecto de componer una sinfonía en honor a Lenin a partir del poema Vladimir Ilyich Lenin de Vladimir Mayakovsky, una de las figuras descollantes de la literatura soviética y del futurismo ruso de la década de 1920. Shostakovich concibe la sinfonía con un gran número de instrumentos, solistas y coros, pero no logra la adaptación de la lírica a su concepción musical. A principios de 1939, cuando se refiere al avance de su obra, ya no hace referencia al proyecto centrado en la figura de Lenin (a él le dedicará la Sinfonía Nº 12). Por el contrario, anuncia que la obra no tendrá el carácter trágico que caracteriza a la anterior, "El carácter musical de la Sexta Sinfonía será diferente del tono emocional de la Quinta, en la que eran característicos los movimientos de tragedia y tensión. En mi última sinfonía predomina la música de carácter contemplativo y lírico. Deseo transmitir en ella sentimientos de primavera, alegría y juventud". Todo este proceso genera nuevas controversias estético-políticas, ya que preocupa el posible formalismo del producto.

 

Desde el punto de vista de la estructura, la Sexta Sinfonía se aleja de la forma clásica por su asimetría. Se inicia con un Largo de gran duración (entre 17 y 20 minutos), que podría considerarse una obra independiente; le siguen dos movimientos cortos, un scherzo y un galop, este último con aire de presto y reminiscencias de music-hall. Las antítesis que caracterizaron el estilo compositivo de Shostakovich son evidentes en estos movimientos, tan opuestos entre sí. El musicólogo Boris Schwarz ha comentado al respecto, "Bach y Offenbach siempre han convivido en la música de Shostakovich, pero nunca como en la Sexta Sinfonía".

 

El público no se entusiasmó por esta obra, imbuido por el carácter patriótico de la producción contemporánea de, entre otros, Prokofiev; algunos teóricos (como el biógrafo soviético del compositor, Ivan Martynov) intentaron encontrar en ella un carácter programático, en el que el primer movimiento aludiría al pasado y los dos siguientes al optimismo por el presente y el futuro soviético. Sin embargo, el carácter burlesco del tercer movimiento compromete seriamente esta interpretación. En el contexto, el momento histórico de Europa lleva a otras preocupaciones, más vinculadas a la guerra que ya amenaza el horizonte de creadores, políticos y pueblos.

 

Marita Fornaro Bordolli – Departamento de Musicología, Escuela Universitaria de Música, Centro de Investigación en Artes Musicales y Escénicas del Litoral Noroeste.

 

Comentario publicado en el programa de mano de la Orquesta Filarmónica de Montevideo en ocasión de su concierto del 28 de mayo de 2013 en el Teatro Solís de Montevideo, Uruguay.