Inscríbase para recibir nuestro newsletter mensual

Enviar
(* Campos obligatorios.)
images/banners/banner-pedidomateriales3_es_hover.jpgimages/banners/btn_representadas_es_hover.jpg
Seleccione la música que desea escuchar mientras visita nuestro sitio

Concierto del plata, sin opus (1971)

Duración: 23 minutos

Orquestación: 1.1.1.1 - 0.0.0.0 - Cuerdas - Percusión (Bloque de madera, Triángulo, Tambor) - Guitarra solista.

Tipo de Obra: Orquesta

Pedir Obra

Movimientos:


I - Allegro comodo

II - Larghetto, quasi canzone

III - Allegro spiritoso

 

Editor original: BARRY EDITORIAL. Representantes exclusivos para todo el mundo.

 

Abel Carlevaro (Montevideo 1916 – Berlín 2001), guitarrista, compositor y pedagogo, puede considerarse como uno de los intérpretes uruguayos que han desarrollado una carrera más destacada en el exterior. En su quehacer profesional se vinculan una capacidad interpretativa excepcional, su preocupación por la enseñanza del instrumento e incluso una propuesta organológica, un nuevo modelo de guitarra.

De su producción como compositor destacan este Concierto del Plata, interpretado frecuentemente a nivel internacional, sus Preludios Americanos, Estudios Homenaje a Heitor Villa-Lobos, el Concierto Nº 3 para guitarra y orquesta. Sus intereses como docente han quedado plasmados en una serie de obras didácticas, referidas a la escuela técnica que creo: Cuadernos de la Serie didáctica, Escuela de la Guitarra, Exposición de la Teoría Instrumental, los cinco volúmenes de Masterclasses.

En cuanto a su modelo de guitarra, elimina la abertura central del instrumento por una perimetral, a lo largo de su borde, y abandona la doble cintura del instrumento. Con estas modificaciones Carlevaro buscaba, fundamentalmente, un mayor equilibrio entre agudos y graves y una ampliación de la caja de resonancia.

En el caso de Abel Carlevaro las carencias de investigación sobre los compositores e intérpretes uruguayos no se dan: artículos, entrevistas, trabajos monográficos han abordado sus diversos aspectos como artista. Y ya en este siglo, Alfredo Escande ha trabajado exhaustivamente en el archivo dejado por el compositor y ha publicado un libro sobre su trayectoria: Abel Carlevaro. Un nuevo mundo en la guitarra (2005). De ahí que sea posible incluir en este comentario otras voces, incluida la del propio compositor, para dar cuenta de la génesis y las características de la obra.

El germen del Concierto del Plata está en el Cuarteto estrenado en el Estudio Auditorio del SODRE en 1971, junto al Trío de Cuerdas de esta institución, integrado por Miguel Szilagyi en violín, Mario Sagradini en viola y Humberto Chiapina en violoncello. Su estreno internacional tuvo lugar en el Tercer Seminario Internacional de Guitarra dirigido por el propio Carlevaro en Porto Alegre, ese mismo año. Sobre una interpretación de 1972, Washington Roldán comenta, bajo el título de "Un privilegio" (El País, 24 de octubre de 1972): "La perfección guitarrística de Carlevaro llega a los límites de la insolencia. Pero es una insolencia que no se nota, porque está revestida con la mayor simplicidad y facilidad/.../ No se trata aquí de una obra de circunstancias, escrita por un virtuoso para su lucimiento, sino de un cuarteto sólido y equilibradísimo con tres movimientos ricamente desarrollados y de espontánea factura. No utiliza efectismos exteriores para su propio instrumento, sino que lo hace dialogar o discurrir con las cuerdas en un contrapunto que tiene por momentos la fluidez tonal imprecisa y las confrontaciones disonantes del mejor Hindemith/.../ Es buena música tradicional pero no por ello deja de ser personalísima y en ningún caso es de academicismo blando o trasnochado. La guitarra está magistralmente tratada y consigue fundirse tersamente con las cuerdas".

Carlevaro transforma esta obra en su Concierto del Plata, estrenado el 16 de junio de 1973 en el Teatro Solís de Montevideo, con la OSSODRE dirigida por Simon Blech. En las páginas del programa el compositor describe su obra, documento recogido por Alfredo Escande, del cual extraemos algunos fragmentos: "El primer tiempo, Allegro comodo, está construido sobre la base de un elemento rítmico melódico, iniciado por las cuerdas y el grupo de maderas conjuntamente. La guitarra hace su aparición dialogando con los diferentes instrumentos de la orquesta, para culminar en un juego contrapuntístico entre el instrumento solista y la orquesta. Las armonías son extraídas de los elementos presentados primeramente y a veces nos dan la presencia de un ambiente politonal". El compositor define un "clima nacinal" para el Larghetto, donde incluye una "métrica binaria que nos evoca en varios momentos la esencia rítmica del tango/.../ los efectos de percusión 'tambora' ponen un acento regional". Una crítica publicada en La Mañana el 20 de junio de 1973, anota: "La obra luce transparente, en conjunto, y revela gran dominio del color y de las texturas. Aparece como un fino trabajo de relojería, con diversos pasajes ensamblados a manera de pequeños mosaicos sonoros, en concepción casi de miniaturista. Carlevaro, curiosamente, otorga corta relevancia a la guitarra solista, y le confiere una sola cadencia en el Allegro final, que se cierra con enérgico efecto".

El Concierto del Plata se transforma, a su vez, en el Quinteto para guitarra y cuarteto de cuerdas, estrenado en San Francisco con el Kronos Quartet en 1982 y tomará la forma de un Concierto para guitarra y clave en 1998, estrenado en Ginebra.

 Marita Fornaro – Jimena Buxedas. Departamento de Musicología, Escuela Universitaria de Música.

Comentario publicado en el programa de mano de la Orquesta Filarmónica de Montevideo en ocasión de su concierto del 7 de noviembre de 2011 en el Teatro Solís de Montevideo, Uruguay.